...un espacio para compartir y aprender ;)

Comunidad global de permacultura

publica tu artículo

 

Menú de usuario

Acceso Usuarios

Inicie sesión para poder enviar artículos, enlaces, eventos...



Estadisticas

Miembros : 18915
Contenido : 2061
Enlaces : 99
Ver contenido por hits : 13135909
282 usuarios en linea

Escribe tu correo para recibir actualizaciones:

 

"Tú mismo tienes que ser el cambio que deseas ver en el mundo".

Gandhi / John Perry Barlow

Mapa de Visitantes


PDF Imprimir E-mail

Medio ambiente y estado interior


Artículos - Opinión
Lunes, 10 de Noviembre de 2014 00:00
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Ser consciente de los estados interiores y de los acontecimientos exteriores y obrar apropiadamente es saber vivir inteligentemente.

Con frecuencia, en medio del bosque y de la naturaleza nuestro estado interior se aquieta.

El silencio circundante entra en nosotros y nos traslada a otro estado mental y físico.

Sentimos que ese silencio nos repara y nos nutre.

Hoy Aïvanhov nos habla del respeto que merecen los seres que habitan esos lugares.

Nos anima a caminar conscientes de lo sagrado.

Y lo sagrado, tarde o temprano, “viene a derramar sobre nosotros sus regalos de gozo, luz, amor, energía pura”.

Lo sagrado, en realidad, está en todas partes cuando el respeto y el amor nos acompañan.

Pero en el silencio se manifiesta en su mayor esplendor, y entra en nosotros, obrando en nosotros.

Entonces, si, viviremos con un sentimiento más vasto de la vida.

"El silencio está poblado por innumerables seres: en los bosques, los lagos, los océanos, las montañas, y bajo tierra también, el Creador ha situado habitantes por todas partes. Incluso el fuego está habitado, el éter, el sol, las estrellas, todo el universo está habitado. Entonces, donde quiera que vayáis, a las montañas, a los bosques, a las orillas de los ríos, a los lagos o a los océanos, si queréis manifestaros como un hijo de Dios que aspira a una vida más sutil, más luminosa, no turbéis el silencio de estos lugares. Mostraos conscientes de la presencia de las criaturas etéricas que los habitan. Cuando os acerquéis a ellas, empezad por saludarlas, testimoniadles vuestro respeto, vuestro amor, y pedidles que os den sus bendiciones. Maravilladas por vuestra actitud, estas criaturas, que os perciben desde lejos, acudirán a derramar sobre vosotros sus regalos: el gozo, la luz, el amor, la energía pura. Y volveréis a vuestra casa con un sentimiento más vasto de la vida."

 


Debes registrarte para enviar comentarios.



Hasta hace poco los comentarios estaban abiertos al publico sin registro, pero nos bombardeaban con mensajes de spam en ingles. Lamentamos que tengas que registrarte para poder comentar, aunque solo se tarda un minuto.

 
mantenimiento técnico naujgomez.com