...un espacio para compartir y aprender ;)

Comunidad global de permacultura

publica tu artículo

 

Menú de usuario

Acceso Usuarios

Inicie sesión para poder enviar artículos, enlaces, eventos...



Estadisticas

Miembros : 14907
Contenido : 2061
Enlaces : 99
Ver contenido por hits : 12686747
428 usuarios en linea

Escribe tu correo para recibir actualizaciones:

 

"Los viejos lo creen todo, los adultos todo lo sospechan; mientras que los  jóvenes todo lo saben"             
Oscar Wilde. (1854-1900) Escritor Irlandés.

Mapa de Visitantes


PDF Imprimir E-mail

Control y manipulación


Artículos - Opinión
Jueves, 20 de Noviembre de 2014 00:00
Usar puntuación: / 4
MaloBueno 

Muchos ya sabéis cómo se pueden alterar las funciones biológicas de un ser vivo emitiendo ondas electromagnéticas en las frecuencias resonantes con su organismo, y de ahí hacernos una idea de la cantidad de aplicaciones que esto puede tener.

Los instrumentos, verdaderas armas, que se utilizan para emitir radiaciones electromagnéticas amplificadas y perjudiciales, pueden tener cualquier forma y tamaño. Puede ser desde en un móvil con tecnología GSM (sistema global para las comunicaciones móviles) a los rifles más sofisticados. Sirve cualquier aparato portátil generador de radiofrecuencias (radios, transistores, equipos de música, emisoras de radio, PCs, móviles, etc) conectado a un amplificador y una pequeña antena direccional que permita concentrar sobre el objetivo las ondas emitidas. Un sistema rudimentario es un megáfono manipulado, con una potencia entre 30 y 50 watios y que tiene un alcance aproximado de 400 metros; no se escuchan sonidos pero producen vibraciones.

La humanidad está siendo sometida a una sofisticada tecnología de control mental de masas, una tecnología tipo radar o radiofrecuencia dirigida al control de ciertas porciones y funciones específicas del cerebro.

Es un hecho que porciones o segmentos del cerebro de la población, sobre todo del hemisferio derecho y del hipotálamo y de los lóbulos pre-frontales son literalmente anestesiados o manipulados mediante ondas de extrema baja frecuencia (ELF) de tecnologías de radiofrecuencia como el Haarp y por varios agentes químicos que nos introducen de varias maneras y que actúan sinérgicamente para enfermarnos y embrutecernos, como las vacunas, el flúor y los chemtrails.

El Haarp es un arma electromagnética secreta que utiliza tecnología avanzada de radiofrecuencia, la cual no sirve solamente para causar tormentas, huracanes y terremotos sino para alterar nuestras ondas cerebrales. Fundamentalmente, es un sistema de frecuencia de radio que modula las ondas de cerebro de cada individuo para llevarnos a un estado colectivo de hipnosis mediante el cual podamos recibir órdenes directas al cerebro. Para este efecto, sus antenas emiten ondas de extrema baja frecuencia (ondas ELF), de entre 1 a 20 Hz (dentro del rango de percepción auditiva humana), las cuales, tal como teorizó Tesla, rebotan contra la ionosfera y regresan a la tierra produciendo además importantes modificaciones climáticas o fenómenos sísmicos.

El Haarp es una tecnología ultrasecreta ideada por Nikola Tesla hace un siglo y secuestrada y desarrollada secretamente por la sociedad científica secreta del planeta desde principios de los 60s. Originalmente, esta tecnología fue parte del proyecto de Tesla de producir energía libre y gratuita a nivel mundial, pero fue secuestrada por la élite del gobierno sionista secreto para convertirla en un arma climática y radiobiológica de control mental. Su aplicación como arma de control de la mente se vincula a investigaciones hechas por psicólogos, psicobiólogos y neurocientíficos, como las realizadas por el psicólogo y neurocientífico Michael Persinger, que investigó los efectos de la radiación electro-magnética del cerebro para un programa del Pentágono, la marina y la agencia de espionaje de la NASA.

Persinger perfeccionó un método para hacer experimentar experiencias subjetivas, como encuentros con ángeles o extraterrestres, por medio del uso del casco de motocicleta de realidad virtual, enviando señales electro-magnéticas a la parte delantera del cerebro. Investigó el método de “acceder directamente a cada cerebro mediante la inducción electro-magnética de algoritmos fundamentales”, “un proceso ligado a la temperatura del cerebro para permitir que se afecte a todos los cerebros humanos normales por medio de una frecuencia subhármica cuya variación a 10 hertzios sería sólo de un 0.1 hertzios”. Variaciones al azar del ruido pueden permitir diferenciar entre las mentes de diferentes individuos, es decir, cada individuo puede ser identificado en función de las características “outputs de su cerebro”.

El experimento va más lejos: la conciencia de un individuo, su memoria y la conciencia de sí mismo pueden ser modificadas mediante ondas electromagnéticas, especialmente la personalidad puede ser totalmente modelada, cada estado mental puede ser generado artificialmente desde una fuente externa. En lo que yo sé, lo que se está haciendo con el Haarp es la tecnología pionera de los insertos holográficos utilizada milenariamente por los extraterrestres Illuminati invasores, mensajes directos que las antenas radiales de las bases y naves extraterrestres envían el hipotálamo de nuestros cerebros. Esta tecnología es real, ya existe y está siendo utilizada a nivel global mediante mecanismos similares a los que utilizan las señales de radio y el sistema de telecomunicación, medios a través de los cuales la humanidad puede ser electromagnéticamente controlada, por ejemplo al estar mirado o escuchando a través de las cadenas de TV, radio, teléfonos celulares u otros medios tecnológicos.

La vida en nuestro planeta se puede dividir así “antes y después del Haarp”. Lo que hace esta tecnología es bajar la frecuencia del cerebro, alargando las ondas cerebrales, sumiendo a la población humana en la hipnosis profunda y provocando perturbaciones en la malla planetaria, Sus antenas en Alaska y otras partes del mundo son la manifestación visible de los logros científicos ocultos de la sociedad científica secreta del planeta, logros de los que obviamente no se dice una palabra en los medios. Este tipo de logros no se hacen públicos, salvo para mentir con todo descaro sobre el supuesto objetivo científico-defensivo de esta tecnología: “investigar la ionosfera”, así como ser utilizada como arma vanguardista de “defensa contra misiles”. Pero la realidad es muy aparte, como prueba la patente de esta tecnología de control mental, la cual la describe como “método y aparato para provocar el efecto de audición de radiofrecuencias”. Según la descripción de la patente, estas ondas pueden “convertirse en señales nerviosas que pueden enviarse al cerebro y que permiten que el cerebro perciba un lenguaje inteligible”. ¿El titular de la patente? Las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos.

nuevamentes.blogspot.com

 


Debes registrarte para enviar comentarios.



Hasta hace poco los comentarios estaban abiertos al publico sin registro, pero nos bombardeaban con mensajes de spam en ingles. Lamentamos que tengas que registrarte para poder comentar, aunque solo se tarda un minuto.

 
mantenimiento técnico naujgomez.com