Imprimir

Camas de arropes de cobertura, o el huerto instantaneo


Artículos - Agricultura sostenible
Miércoles, 04 de Junio de 2008 02:00
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 

Cuando hablamos de camas de arropes de cobertura o del huerto instantaneo, estamos hablando de una técnica de cultivo muy habitual en permacultura.

Esta técnica de cultivo, implica poco trabajo físico, pero requiere una gran cantidad de materiales para implementarla con éxito. Con éste método se crean las condiciones optimas para que los insectos, lombrices, bacterias y microorganismos del suelo hagan el trabajo de aflojar el suelo, lo que requiere a lo mejor de un poco de tiempo, dependiendo de las condiciones de nuestro terreno.

Para realizar una cama de arropes se necesitan cantidades considerables de:

1º Escojeremos un lugar para establecer el jardín de cultivo, cuanto más "mála hierba" tenga, mejor está el lugar. Se comienza podando el pasto lo mas cerca del suelo, tumbando o cortando las hierbas altas para nivelar la superficie.

Si el suelo está muy duro, podemos abrir la superficie un poco con un bieldo o un pico, para que la materia orgánica que añadiremos, tenga mas facilidad de entrar al suelo.

2º En segundo lugar, aplicamos en el área a tratar, algo de estiercol (no aplicar demasiado, máximo 1cm) y otros proveedores de nitrógeno, como harina de hueso, también tantita cal (en suelos ácidos) o algo de ceniza así como cualquier suplemento mineral, que pueda necesitar la tierra (como fósforo).

3º  Se cubre ahora todo el área con cartón, o papel de periódico, petates, ropa vieja de algodón, cualquier fibra orgánica puede servir.

Lo que queremos lograr es impedir el nuevo crecimiento de las hierbas y quelites. El pasto se muere debajo de una capa gruesa y bien colocada de materia orgánica y se transforma en abono para nuestro jardín. Si en nuestra cama hay un ligero declive, se colocan los materiales de manera tal, que el agua pueda entrar lo más fácil al suelo. Conviene mojar los cartones y periódicos antes de colocarlos, porque así se acomodan mejor al suelo.

4º  La capa siguiente puede ser cualquier desperdicio de comida o composta que esté a mano, fresco y recién salido de la cocina. (No es recomendable añadir restos de carne, ya que estos pueden atraer a los perros hacia nuestra huerta...)(10cm).

5º  Ahora tenemos que cubrir todo con una buena capa de tierra orgánica y vegetal, como composta madura del compostero (15 cm aproximadamente). Para terminar la preparación de la cama ponemos una cobertura de paja (sin semillas) de unos 10cm.

6º  Para sembrar, hacemos con una espátula un hoyo atravesando todo el “colchón” orgánico y el cartón, lo llenamos con tierra negra y plantamos tanto semillas como plantulas jóvenes de nuestra preferencia: lechuga, albahaca, alcachofa, patatas...