...un espacio para compartir y aprender ;)

Comunidad global de permacultura

publica tu artículo

 

Menú de usuario

Acceso Usuarios

Inicie sesión para poder enviar artículos, enlaces, eventos...



Estadisticas

Miembros : 15137
Contenido : 2061
Enlaces : 99
Ver contenido por hits : 12704394
439 usuarios en linea

Escribe tu correo para recibir actualizaciones:

 

"Esta mañana todo el mundo se despertó con azúcar en los labios... pero solo se dieron cuenta los que se besaron".

Mapa de Visitantes


PDF Imprimir E-mail

La revolución de las "bombas verdes"


Artículos - Ideas Prácticas
Lunes, 12 de Mayo de 2014 00:00
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

altAl hablar de bombas verdes hablamos de una pequeña revolución pacífica de cultivo que se impulsa por artistas-agricultores (articultores). Estos articultores arrojan bolas de tierra, arcilla y simientes en espacios verdes abandonados para devolverles así su color verde. Es un movimiento que se ha inspira en las guerrillas verdes de USA (Guerrillas Verdes) y Gran Bretaña (Guerrilleros de jardinería) y que nos demuestra, una vez más, que la ecología y la agricultura pueden llegar a ser de lo más creativas.

El lema de los articultores es "arte + huertas + comunidad", y lo impulsa una artista argentina llamada Judith Villamayor. Judith trabajaba en esculturas sembradas y figuras hechas con semillas, cereales y alimentos.

Sus inspiradores, los Guerrillas Verdes de Estados Unidos en los años 70 lograron transformar suelos abandonados en auténticos jardines. Los británicos, que formaron la Guerrilla gardening, buscaban convertir y embellecer espacios abandonados en Londres.

La nueva Guerrilla Huerta, con Judith en cabeza, han decidido aplicar una idea del agricultor japonés Masanobu Fukuoka ya falecido; de él surge la creación de esas bolas de arcilla y tierra que contienen semillas de hortalizas que brotan con la lluvia.

En sus reuniones los voluntarios aprenden a elaborar las "bombas de semillas". Estas bombas se dejan dos días en reposo para que se sequen antes de ser arrojadas.

"Son bolitas de tierra, arcilla y semillas, de unos dos centímetros de diámetro, amasadas con agua y que se dejan orear en un lugar donde no le de el sol directo, para que no se quiebren".

Se arrojan en espacios abandonados, siempre a la luz del día, para que todo el mundo sepa lo que está pasando e implicar así a la comunidad. Muchos vecinos entienden lo que pasa y siguen sembrando o cuidando los nuevos brotes.

Por ahora la guerrilla actúa en Buenos Aires y otras ciudades argentinas.

Los articultores sugieren para elaborar las bolitas usar semillas de huerta, que tienen un ciclo corto de vida. Las mejores son las acelgas, espinacas, remolachas, habas, alubias, maíz, girasol y amaranto.

Villamayor plantea estas preguntas al mundo:

¿Cuál es nuestra huella?, ¿qué dejamos en nuestro tránsito por este tiempo y espacio?, ¿qué podemos hacer mejor en favor de nuestros hijos y nietos?, ¿qué valores podemos ‘tatuar’ en la piel del mundo?

fuente: articultores

 


Debes registrarte para enviar comentarios.



Hasta hace poco los comentarios estaban abiertos al publico sin registro, pero nos bombardeaban con mensajes de spam en ingles. Lamentamos que tengas que registrarte para poder comentar, aunque solo se tarda un minuto.

 
mantenimiento técnico naujgomez.com