...un espacio para compartir y aprender ;)

Comunidad global de permacultura

publica tu artículo

 

Menú de usuario

Acceso Usuarios

Inicie sesión para poder enviar artículos, enlaces, eventos...



Estadisticas

Miembros : 20406
Contenido : 2061
Enlaces : 99
Ver contenido por hits : 13229965
197 usuarios en linea

Escribe tu correo para recibir actualizaciones:

 

"Cualquier cosa que la mente pueda concebir, puede ser lograda".
W.Clement Stone

Mapa de Visitantes


PDF Imprimir E-mail

La Meditación


Artículos - Terapias alternativas
Miércoles, 25 de Junio de 2008 16:24
Usar puntuación: / 2
MaloBueno 


Querid@s amig@s, quiero compartir con vosotros el conocimiento de algo tan maravilloso, tan importante, tan beneficioso y a la vez tan fácil como es "no hacer nada", y además es gratis. No necesitas aparatos, ni tecnología de ningún tipo. Tan fácil como sentarse y cerrar los ojos: La Meditación.

 

MEDITACIÓN

El mundo en el que vivimos, está cambiando constantemente, por esa razón predomina en nosotros, la incertidumbre, la inestabilidad, la alteración emocional y la dispersión mental. El sufrimiento se hace notar y la inquietud, los miedos y el descontento, es algo que vive en nosotros y en nuestra vida sin que sepamos cómo podemos erradicarlo… Sin embargo, algunas personas hemos podido encontrar, a través de la meditación un poco de sosiego y paz interior, o lo que es lo mismo: “la solución a muchos problemas”.

Cuando somos capaces de retirar nuestra atención del mundo externo y conseguimos llevarla hacia lo interno, adquirimos cualidades y atributos que poco a poco nos van modificando y convirtiendo en personas más felices. Es la práctica sincera y repetida de la meditación la que hace posible elevar nuestra consciencia y nos aparta de los apegos, avaricia, lujuria, ira, envidia y ego, que son los auténticos enemigos de la espiritualidad… Atributos que mantiene al Ser interior o Alma, separada de la conexión divina a la que pertenece…

Ciertos estudios de prestigiosos científicos dicen que meditar es bueno para la salud y que también nos hace felices. Sus afirmaciones están basadas en investigaciones que demuestran que al meditar se producen altos niveles de actividad en el área frontal izquierda de la corteza cerebral. Esta actividad está estrechamente relacionada con los sentimientos de felicidad, optimismo y alegría. Además de una disminución importante de la violencia, y gran mejoría en la enfermedades…

Sin embargo, las personas que no meditan tienen mayor actividad en el área frontal derecha, lo que produce sentimientos de tristeza, ansiedad y preocupación; estas emociones y sentimientos negativos provocan el deterioro progresivo del sistema inmunológico y el empeoramiento de la salud física y psíquica.

Por lo tanto meditar es una buena manera de ayudarnos a mejorar nuestra personalidad y liberarnos de sufrimiento y enfermedades. Es una forma de adquirir consciencia de las cosas que te rodean y la belleza de la vida. Una manera de liberar la energía vital que hay en nuestro interior y desarrollar un deseo entusiasta de servicio desinteresado y amoroso hacia los demás…

¡MEDITAR, MEDITAR, MEDITAR…!

 

 

¿QUÉ ES MEDITAR?

Meditar es simplemente poner nuestra atención en un objeto, persona, animal o cosa. Si solo le prestamos atención a ese objeto elegido y dejamos a un lado todo lo demás, ¡ya estamos meditando! Se medita en el marido, en la esposa, en los hijos, en la preparación de la comida, en los asuntos del trabajo, en cómo resolver la avería del coche, etc., etc. Por lo tanto meditar no es algo ajeno a nosotros o una moda pasajera. Meditar es una actividad mental que estamos haciendo constantemente, aunque no siempre de forma consciente y ordenada.

Por regla general y desde que tenemos uso de razón, hemos aprendido a poner la atención en cosas externas. Esta es la razón por la que tenemos desarrollada nuestras facultades exteriorizantes. Es la razón por la que los sentidos, que son las herramientas de percepción para lo externo, tengan tanto control sobre nuestros pensamientos y obras.

Meditar es el arte de controlar la atención, percepción o consciencia.

Pero para poder obtener buenos resultados y llevar la atención hacia el interior, hemos de cambiar ciertos hábitos y necesitamos algo de entrenamiento. Cualquiera de los métodos que se utilice para poner la atención en un objeto, bien sea hacia el mundo externo o interno, tienen en común el entrenamiento de la mente. Meditar pues es adiestrar la mente para que no vague por donde quiera, sino por donde nosotros queremos.

En cualquier caso, se medite en lo que se medite, vamos a necesitar ciertas normas: la dedicación de un tiempo mínimo diario, cambiar algunos hábitos perjudiciales, pasar por un proceso de aprendizaje y repetirlo las veces que sean necesarias hasta que se alcance el objetivo deseado. Si, por pereza, esto no se cumple, la meditación se convierte en pensamientos volátiles y disparatados. Por el contrario, si somos aplicados y cumplimos lo que se nos dice, el resultado es seguro; pero nunca hemos de olvidar que: “el resultado está directamente relacionado con el esfuerzo personal de cada uno”.

Mirándolo desde la perspectiva de la ciencia de la espiritualidad, meditar es concentrar toda nuestra atención en el punto situado entre las dos cejas. Meditar es también permanecer en un estado de quietud, sin realizar esfuerzo mental alguno y sin expectativas. Es serenidad, placer, alegría y dejarse fluir. Ante cualquier interferencia mental o pensamiento que se nos cruce debemos volver suavemente y sin agobios ni prisas a vaciar de nuevo nuestro pensamiento.

 

¿QUÉ BENEFICIOS NOS APORTA LA MEDITACIÓN?

Ésta es quizá, la pregunta que todos nos hemos hecho alguna vez. La contestaré por apartados: físico, mental e intelectual.

A nivel físico, las investigaciones científicas nos demuestran que el poder de la mente es tan grande que puede incluso controlar la actividad de las células del ser humano. Cuando meditamos se produce una aceleración de la energía que produce un rejuvenecimiento de las células. Las "ondas tranquilizadoras" que produce la meditación penetran por todo el cuerpo sanando los órganos físicos, mejorando el sistema inmunitario, armonizando el sistema circulatorio y nervioso, y previniendo enfermedades. La meditación es un vigorizante extraordinario que reduce la necesidad de dormir y de comer, protege el aparato digestivo y la comida nos sienta mejor.

El aspecto físico y la agudeza de los sentidos mejoran notablemente y damos la impresión de estar muy sanos…
Cuando la atención es dirigida al nivel mental, se tonifica el sistema nervioso, lo que produce una gran paz, serenidad y calma, que dura incluso horas después de la meditación.

Tiene progresivamente también un efecto muy importante en los estados ansiosos causados por las adiciones (tabaco, drogas, comida, alcohol y otras autocomplacencias), lo que va generando una mayor quietud mental y equilibrio.

Cuando sentimos la satisfacción de tener el control de los pensamientos, surge desde nuestro interior, un sentimiento de amor hacia los demás, que todos perciben pero que uno mismo no se da cuenta, porque forma parte de la propia transformación personal que nos aporta la meditación.

A nivel del intelecto, como se entrena la concentración, se refuerza la voluntad y la memoria, las ideas surgen con gran claridad y se despejan con facilidad las dudas. Cuando se tienen que tomar decisiones importantes es cuando más se nota, pues aflora la brillantez, agudeza, eficacia, claridad y orden.

Se tiene otra perspectiva en el control de hábitos negativos. La pereza, el aletargamiento, o el mal humor dejan de ser algo habitual en nuestro comportamiento. Sentimos una gran fortaleza y confianza que despierta el ansia de vivir el momento presente; parece que solo nos importa el aquí y el ahora…

Comprobaremos también que con la meditación, las situaciones adversas, que antes te estresaban, molestaban o creaban ansiedad, ya no lo hacen…; comenzamos a sentirnos liberados de esas cosas. Como vemos, la meditación es algo de mucha importancia.

 

¿CÓMO MEDITAR?

Existen muchos métodos de meditación, aqui te proponemos uno sencillo y universal para que puedas empezar, pero siempre puedes investigar y avanzar en función de tus necesidades e inquietudes.

Pasos previos

  • Crea un ambiente tranquilo y relajante. Apaga la televisión y cualquier otro aparato que pueda hacer ruido. La música suave puede venir bien, pero no es necesaria. Asegúrate que hayas apagado tu teléfono móvil.
     
  • Siéntate en una silla o sobre un almohadón. No tienes que doblar las piernas para ponerte en la posición de loto o en alguna posición inusual, pero puedes hacerlo si es confortable para ti.
     
  • Cierra tus ojos o encuentra algo tranquilo que puedas mirar. Es posible que desees usar una pequeña vela o incienso para esto.
     
  • Cuida de estar bien sentado, de modo que tu posición te permita respirar con facilidad. Esto ocurrirá naturalmente si tus rodillas están debajo del nivel de tu cintura. No es recomendable tenderse completamente para evitar que te quedes dormido al meditar en esta posición.
     
  • Cuida tu respiración. No intentes cambiar la forma en la que lo estás haciendo. Solo deja que tu atención se centre en como fluye el aire por tu cuerpo. El objetivo de este paso es lograr que tu mente se ponga en blanco gradualmente.
     
  • Relaja cada músculo de tu cuerpo. No tengas prisa al hacerlo, toma tiempo relajarse completamente y uno debe hacerlo poco a poco. Empieza por la punta de tus pies y ve subiendo hasta que llegues a tu cabeza.
     
  • Mentalmente concéntrate en tu respiracion y si lo necesitas y ves que te ayuda visualiza un lugar tranquilo para tí. Este puede ser real o imaginario. Pero solo si te ayuda, se te vas a despistar creando o recomponiendo el lugar concentrate solo en tu respiración


 Consejos

  • Idealmente, se desea alcanzar un estado libre de pensamientos que puedan distraernos, pero esto se alcanza con la práctica. Cuando un pensamiento o idea aparece repentinamente, no trates de bloquearla o eliminarla bruscamente, apartalo poco a poco y retoma la atención en tu respiración.
     
  • Imagina que estas mirando al cielo y un pájaro cruza tu espacio visual, pero tú no lo sigues con la vista, simplemente dejas que pase y sigues mirando al cielo. Haz lo mismo con tus pensamientos.
     
  • Puedes meditar en cualquier momento que tengas libre. Inténtalo en el trabajo para una rápida reducción de estrés.
     
  • La mayor parte de las personas se sienten bien cerrando los ojos, pero algunas prefieren mirar a una vela o algo similar. También puedes dejar que tus ojos descansen naturalmente con tu cabeza apoyada en algún lugar suave y a un ángulo confortable.
     
  • Cuando medites, intenta no pensar en que no estás diciendo nada. Evita hablar contigo. Esto parece difícil pero se hace más fácil a medida que uno adquiere práctica. Hay mucha verdad en el silencio. Cuando camines pon atención en lo que te rodea. Esto ayuda a calmar la mente y ayuda a detener la charla interna de la mente.
     
  • Meditación = Relajación total + Estado de alerta.
     
  • Los niños pueden meditar con una facilidad extrema, pero solamente si entienden lo que están haciendo.
     
  • Una vez que hayas aprendido a meditar, puedes caer en estado de meditación en pocos segundos, lo cual es muy útil.
     
  • Haz un retiro para meditar algunos días, aprovecha un fin de semana o un puente festivo o algo asi. Una vez que sientas que estás meditando, te sentirás mucho mejor y veras como esto puede aplicarse a tu vida diaria.
     
  • La meditación puede ser muy útil si tienes problemas para dormir. Mientras estés echado en tu cama, sigue estos pasos y elimina toda ansiedad relacionada a quedarte dormido. Antes que te des cuenta, ¡ya será mañana!
     
  • La meditación es el mejor método para desarrollar tus habilidades psíquicas. Pon atención en como puedes desarrollar tu intuición primero pues este es el principio básico para desarrollar tus habilidades.
     
  • Respira siempre por la nariz, para dentro y para fuera.
     
  • No intentes largas sesiones de meditación cuando estés empezando ya que puedes agotarte. De 10 a 20 minutos son suficientes al principio.
     
  • No esperes resultados inmediatos. El propósito de una buena meditación no es convertirte en un gran maestro de la noche a la mañana. La meditación funciona mejor si se realiza por solo el hecho de meditar y no por el resultado.

 

Algunas cosas que te pueden ayudar para empezar

  • Un cuarto libre de distracciones.
  • Un lugar confortable donde sentarse.
  • Tranquilidad absoluta.
  • Una vela y un incienso (usar solo en espacios grandes y bien ventilados)


Gracias a Arturo del Quiñon y a http://es.wikihow.com/meditar por el material fuente para componer este interesante documento, os invito a dejar vuestras experiencias y consejos en los comentarios del articulo.

 

Comentarios  

 
#1 MARUJA PUEMAPE CAMA 11-02-2011 19:58
GRACIAS POR TUS CONSEJOS COMO APRENDER A MEDITAR VOY A TRATAR DE APRENDER ME INTERESA NUCHO GRACIAS
 


Debes registrarte para enviar comentarios.



Hasta hace poco los comentarios estaban abiertos al publico sin registro, pero nos bombardeaban con mensajes de spam en ingles. Lamentamos que tengas que registrarte para poder comentar, aunque solo se tarda un minuto.

 
mantenimiento técnico naujgomez.com