...un espacio para compartir y aprender ;)

Comunidad global de permacultura

publica tu artículo

 

Menú de usuario

Acceso Usuarios

Inicie sesión para poder enviar artículos, enlaces, eventos...



Estadisticas

Miembros : 22049
Contenido : 2061
Enlaces : 99
Ver contenido por hits : 13374286
281 usuarios en linea

Escribe tu correo para recibir actualizaciones:

 

"Los viejos lo creen todo, los adultos todo lo sospechan; mientras que los  jóvenes todo lo saben"             
Oscar Wilde. (1854-1900) Escritor Irlandés.

Mapa de Visitantes


PDF Imprimir E-mail

Ecoaldea Ranchito Acuario


Proyectos - Ecoaldeas
Viernes, 27 de Junio de 2014 00:00
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 

Mientras fluye y se crea esta pequeña ecoaldea, el proyecto está enfocado a crear un espacio demostrativo de un tipo de vida más sano, respetuoso y consciente, algo opuesto al aberrante sistema de consumo compulsivo que nos rodea, y que está dispuesto a acabar con este planeta mucho antes de lo que nos imaginamos. Con una extensión de casi cinco Hectáreas, el Ranchito Acuario está ubicado a siete kilómetros al Sur de Amealco (estado de Querétaro, México) y rodeado por las tierras de cultivo de los amables vecinos.

Cuenta con una milpa (zona de cultivo dentro de la selva) en producción y una zona boscosa a la orilla de un arroyo de temporal. Es un lugar ideal para desarrollar multitud de pequeños proyectos de todo tipo (ecológicos, educativos, terapéuticos, expansión de la conciencia, etc.), algunos de los cuales ya están en marcha.

Dispone de una antigua casa campesina realizada en adobe y reformada completamente para ofrecer un lugar cómodo y acogedor. Se le añadió un baño seco compostero, celdas solares, calentador de agua solar, dos cisternas de 20,000 litros cada una para recolectar el agua de lluvia, techos ecológicos con entortado de barro y algunas ecotecnias más. También dispone de otra zona donde se han creado un salón multitareas y otras dos recámaras con literas. En el exterior de la casa se levanta otro nuevo baño completo de madera, para atender las necesidades de grupos más numerosos de personas (cursos, talleres, pequeños eventos, etc.).

En 2012 se construye una casa nueva de sillar dotada con todas las ecotecnias anteriores, a la vez que se termina un túnel de malla-sombra de 77 m2 lleno de camas elevadas de cultivo biointensivo, y dotado de su propia cisterna para el riego. Este túnel forma parte de un proyecto mayor que incluye además camas de cultivo de temporal (aún sin trabajar en su totalidad). También se cuenta con una cama de 20 metros de lombricomposta, dedicada a la producción de humus de lombriz para cubrir las propias necesidades del ranchito, así como para vender el excedente. Pero dejaremos que sea él mismo quien nos cuente más detalles a través de la entrevista que amablemente nos respondió:

¿Cómo fue que se te ocurrió realizar el proyecto “Ranchito Acuario”?

Yo ya había estado de visita en este país en un par de ocasiones durante la primera mitad del año 2007. Nada me hacía suponer que iba a volver después, pero estando meditando en mi casa de España en Octubre del 2009, me nació una idea con nítida claridad, como si mi corazón me la dictara: «Ve a México e implícate en una ecoaldea, o pon una en marcha si no la encuentras». Aunque nunca me había pasado nada parecido y era algo bastante extraño, sentí muy dentro de mí que debía de hacer caso al llamado. A los dos días encontraba un boleto a mitad de precio y llegué sin saber muy bien qué onda, pero las increíbles experiencias que tuve en los dos meses siguientes de estancia me hicieron tomar la decisión de venirme a vivir permanentemente aquí.

¿Qué tuviste que dejar para hacer lo que hoy haces?

Tenía una vida materialmente cómoda en España, pero esto ni llegaba a satisfacerme por dentro, ni me daba respuesta a los nuevos retos que veía surgir frente a mí, como la actual crisis global del sistema.

¿Qué has encontrado en tu nueva vida en México y en el ranchito?

Me he conectado a la Naturaleza como nunca antes en mi vida, viviendo así de forma más coherente con quien creo que realmente soy. La paz que esto me proporciona me ayuda muchísimo para enfocarme en tratar de conocerme mejor cada día.

¿Qué esperas de este proyecto?

Esperar algo tiene el inconveniente de sufrir si no lo consigues… Digamos, sencillamente, que sería estupendo que este proyecto sirviera para hacer de mí, y de los que se sientan identificados con este tipo de vida, unas personas menos egoístas.

Compártenos cómo imaginas un día en el Ranchito Acuario más adelante…

La pequeña comunidad permanente, formada por unas siete familias, se sienten felices viviendo con este reto de ser cada día mejores personas. La gestión interna se realiza por consenso, y todas las actividades se orientan en dos direcciones: Lograr un buen margen de autosuficiencia, y hacer de este espacio un ejemplo real de vida alternativa a esta decadente sociedad de consumo compulsivo en la que estamos inmersos. Todo esto implica la gestión de continuos cursos y talleres, de las zonas productivas y del resto de actividades sociales, ecológicas, artísticas, espirituales y de toma de conciencia en general que nos planteemos.

¿Cuáles son los riesgos y los nuevos desafíos?

El desafío principal consiste en tomar conciencia de qué es lo que realmente quiero hacer en esta vida. La respuesta siempre está dentro de nosotros mismos, muy próxima al corazón. Los posibles riesgos y éxitos dependerán del valor que tengamos al tratar de vivir la vida de cada día de forma que nos vayamos acercando a esa persona que realmente nos gustaría ser.

Objetivos a corto, mediano y largo plazo:

Los objetivos actuales están esbozados en la página web del Ranchito, pero se pueden resumir así: El primer año se crea una forma legal inicial con un equipo de gestión que prepara cursos, talleres y otros eventos; se construye una casa ecológica y se empieza a contactar con universidades y otros colectivos afines. Al tercer año ya hay tres nuevas casas ecológicas habitables y se han definido las zonas de producción, formación, comunales y privadas; disponemos de una importante producción gracias a un número creciente de camas de biointensivo, y cada vez más colaboradores habituales viven de los recursos generados aquí. Al séptimo año, cinco casas y dos espacios auxiliares acabados y funcionales permiten que la pequeña comunidad viva de forma permanente en el espacio; se establece una gestión interna participativa por consenso, y somos un referente real de un modo de vida alterno y muy respetuoso con la Naturaleza. Aunque como en la vida lo único constante es el cambio, estos objetivos se pueden transformar para adaptarse a las circunstancias que vayan surgiendo a cada momento en el futuro.

Háblanos de la permacultura en el Ranchito Acuario:

Como este proyecto apenas está arrancando, hasta ahora la permacultura se ha concentrado sobre todo en los aspectos ecológicos relativos a las dos viviendas actuales: baños secos, captación de agua de lluvia, celdas solares para generar la electricidad, calentadores de agua también solares, técnicas constructivas amables con la Naturaleza, etc. En dos partes se han realizado barreras de pacas de paja para detener la erosión y, con este mismo fin, se han plantado decenas de pinos en la zona más afectada. También se ha construido una presa en el arroyo que proporciona durante todo el año el agua necesaria para casi cualquier tipo de proyecto sustentable. Un diseño más ambicioso, como podría ser la creación de un bosque perimetral comestible y maderable, precisa de más personas implicadas en su desarrollo, siendo ésta una tarea para un futuro próximo…

¿Cómo puede una persona o familia colaborar o implicarse con el ranchito?

Aparte del programa de voluntariado, hasta ahora no hay un protocolo específico terminado, de hecho se está aterrizando el día de hoy con las personas actualmente interesadas. En cualquier caso, lo primero es conocerse y saber los tiempos y posibilidades de cada uno. Y como cada persona es única, estoy abierto a estudiar detenidamente cualquier tipo de propuesta que genere un beneficio comunitario, más allá del lucro personal de quien la plantea. Precisamente este acento en la ausencia de lucro personal puede despistar y confundir a algunas personas educadas en un sistema donde el sobrevivir al día a día acapara toda su perspectiva actual.

Y para construir, ¿qué requisitos hay?

La intención no es crear una especie de fraccionamiento donde compras un lote y edificas una casa más o menos ecológica a tu antojo. Se trata más bien de crear una pequeña comunidad que administra su propio espacio, definiendo claramente las zonas privadas, comunales y productivas. Como esto tiene que realizarse dentro de un marco legal, sería necesario que las personas involucradas (tras un tiempo de convivencia que sirviera para asegurarse que los distintos miembros son “mínimamente compatibles” entre sí) definiesen el tipo entidad jurídica que podría articular legalmente a la comunidad (sociedad mercantil, cooperativa, etc.), y cuyos estatutos oficiales fuesen precisamente los estatutos internos de la ecoaldea.

¿Cómo te describirías actualmente?

Una persona en búsqueda de sí misma, y de su misión en esta vida.

¿Y en tu mejor versión?

Una persona honesta que va encontrándose a sí misma, y hallando las respuestas a sus más profundos interrogantes…

¿Qué actividades tienes proyectadas para ayudar en el cambio de conciencia hacia una sociedad más ecológica?

El propio proyecto de la pequeña comunidad tiene como base ese cambio de conciencia ecológica, que va en paralelo a una actitud personal más coherente hacia este planeta cada día más masacrado y explotado por el “estilo de vida actual”, tan depredador y egótico como profundamente inconsciente. Y lo más efectivo es sin duda predicar con el ejemplo: “Piensa globalmente y actúa localmente”...

¿Cuál es tu percepción de la actitud humana en este momento histórico?

Aunque la mayoría no es muy consciente de ello, ahora mismo la humanidad se encuentra ante la mayor encrucijada de la historia: O tomamos conciencia de la situación y actuamos en consecuencia, o vamos directamente hacia un inminente colapso total de esta civilización y el estilo de vida al que estamos acostumbrados, porque lamentablemente todo está basado en la competencia y en el crecimiento y consumo continuo y desenfrenado, en un planeta que es pequeño y finito.

¿Qué mensaje te gustaría transmitir?

La única manera de parar esta locura es no formar parte de ella.  Pero para eso primero hay que ser consciente de que estamos absolutamente manipulados por los medios de comunicación, que nos inyectan una versión tan distorsionada de la realidad que nos programa sin darnos cuenta para ser consumidores compulsivos sin ideas propias, cosa que solo beneficia a las grandes corporaciones (que además de ser las dueñas de esos medios, son las que a día de hoy gobiernan realmente el mundo, convirtiendo a los gobiernos elegidos “democráticamente” en meros títeres y bufones de sus intereses económicos). Otro mundo no solo es posible, realmente es necesario si queremos sobrevivir como raza humana libre.  Así están las cosas y hay que abrir bien los ojos para verlas. Ranchito Acuario - presa-amanecerEs tarea de todos crear este otro mundo mejor para nosotros y nuestros descendientes, empezando por apagar la T.V. y trabajar duro por vivir en la versión más honesta posible que nos imaginemos de nosotros mismos.

Para los interesados en cualquier aspecto, ésta es la página web donde se puede obtener más información y contactar: ranchitoacuario

fuente:  vocescomunitarias

 


Debes registrarte para enviar comentarios.



Hasta hace poco los comentarios estaban abiertos al publico sin registro, pero nos bombardeaban con mensajes de spam en ingles. Lamentamos que tengas que registrarte para poder comentar, aunque solo se tarda un minuto.

 
mantenimiento técnico naujgomez.com